Palacio de Mannimarco

Una impresionante fortaleza dominaba el paisaje de las Planicies de Kaur Elath. Decenas sobre decenas de torretas la adornaban, una construccion imposible. Sin un patron conciso, parecia una mezcla de corrientes, ideas, y tradiciones de construccion. A traves de ella, un flujo de energia color violeta recorria el lugar. Y, rodeando esa fortaleza, una esfera multicolor, que significaba la muerte para todo aquel que se atreviese a cruzar sin el permiso del regidor del lugar: el Profeta del Atardecer, Mannimarco.

El centro de comando de Mannimarco, despues de El Cambio. Poco a poco, los sobrevivientes de las grandes batallas contra Har Xsa se reunieron a peticion de Mannimarco. Y desde este lugar, el Profeta planeaba el regreso de su Dios.

El lugar era enorme, hecho de un material tan pulido que su dureza podia soportar una constante lluvia de enormes piedras. Sus cientos de torretas la protegian, otorgando un lugar a sus defensores para atacar a posibles invasores. Sus puertas estaban hechas de un material legendario, tan duro que era casi imposible romperlas por medios convencionales.

El Palacio estaba protegido por una esfera prismatica, atuneada a los servidores del Atardecer. Cualquier otro tendria que romper la barrera para poder pasar.

Durante la Guerra del Caos, las fuerzas de la Tribu de Juka asediaron el lugar. Tras una enorme batalla en las Planicies, un grupo de ataque infiltro el Palacio, y logro derrotar a Mannimarco. Despues de esto, la gran fortaleza se colapso, devorada por furiosas corrientes de energia pura del caos. Tal fue el cataclismo de su caida, que las Planicies fueron cambiadas permanentemente; donde antes eran verdes, llenas de vida, millas y millas de frescas plantas, se convirtio en un gran pantano. En donde el Palacio estaba, se creo un gran lago.

Milenios despues, Mannimarco volvio, y revivio a su Palacio: este se levanto de su tumba, tomando un nuevo aspecto, su construccion irrevocablemente cambiada. Ahora parecia una cosa salida de una pesadilla. Y Mannimarco le otorgo una capacidad extra; el Palacio era ahora capaz de flotar.

Su destruccion final fue en los cielos sobre El Sacro Templo. Nuevamente, Mannimarco fue derrotado, y con el, su Palacio se colapso, y callo sobre el Templo. Ironicamente, sus ruinas ahora comparten el lugar del mas sagrado edificio en la religion Brahita.

Palacio de Mannimarco

La Sombra del Asesino richterbrahe